Archive for noviembre, 2011

Constitución del Grupo económico BFA

miércoles, noviembre 23rd, 2011

Constitución del Grupo económico BFA
En el ejercicio 2010 se suscribió entre las Cajas un
Contrato de Integración que establecía el control del Banco sobre Caja de Ahorros y Monte de Piedad de
Madrid y Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante, Bancaja, Caja Insular de Ahorros de Canarias,
Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ávila, Caixa d’Estalvis Laietana, Caja de Ahorros y Monte de Piedad
de Segovia y Caja de Ahorros de la Rioja, en los términos definidos en los párrafos anteriores así como,
directa o indirectamente, a las filiales que mercantil y jurídicamente dependían de las Cajas (véase detalle
de Sociedades que integran el Grupo en el Anexo I). Por ello, el Grupo creado en virtud del Contrato de
Integración se consideró como un Grupo Consolidable de naturaleza contractual.
La fecha de adquisición o de toma de control del Banco sobre las Cajas, el 31 de diciembre de 2010,
coincide con el momento en el que el Contrato de Integración gozó de plena eficacia jurídica, que fue aquel
en el que se cumplieron todas y cada una de las condiciones suspensivas incluidas en el mismo que
condicionaban dicha eficacia y que, desde un punto de vista operativo, hicieron posible la existencia de
dicho control. Estas condiciones suspensivas estaban relacionadas, básicamente, con el cumplimiento de
determinados supuestos básicos del Contrato y con la obtención de la aprobación de las autoridades y de
los órganos de gobierno de las Cajas competentes.
La forma en la que se llevó a cabo la toma de control por parte del Banco sobre las Cajas y la propia
naturaleza de las Cajas (entidades sin acciones o títulos similares) hicieron que dicho Banco no mantenga
participación o derecho de voto alguno en los órganos de gobierno de las Cajas, si bien, dadas las
competencias que el Contrato de Integración le otorgaban sobre las decisiones y actividades de las Cajas,
se produjo el control efectivo sobre las mismas.
El acuerdo entre las Cajas que se materializó en la firma del Contrato de Integración se produjo en un
contexto, que dió lugar a que las Cajas debían afrontar cambios organizativos y de gestión que les
permitiesen, desde una posición reforzada de solvencia, eficiencia, rentabilidad y, en definitiva, de
capacidad de gestión, liderar el negocio bancario en sus territorios naturales, contribuyendo a robustecer el
modelo social, territorial y económico de las cajas de ahorros y a mejorar la eficiencia del sistema financiero
y el crecimiento de la economía española.
Conforme se describe en la Nota 2.1 de la memoria de las cuentas anuales consolidadas del Grupo BFA
correspondientes al periodo comprendido entre el 3 de diciembre y el 31 de diciembre de 2010, en el marco
de su proceso de constitución el Grupo BFA estimó, de manera provisional, al 31 de diciembre de 2010, los
activos identificables y los pasivos asumidos de las Cajas por su valor razonable a dicha fecha en aplicación
de la normativa vigente, realizando un cargo neto en el epígrafe de “Reservas – Reservas (pérdidas)
acumuladas” de los fondos propios de su balance a 31 de diciembre de 2010, por un importe de 6.419
millones de euros, que tuvo, fundamentalmente, las siguientes contrapartidas:
– una disminución del saldo asociado a la actividad crediticia del Grupo BFA, registrado básicamente en
el capítulo “Inversiones crediticias” del balance al 31 de diciembre de 2010, por importe de 5.847
millones de euros;
– una disminución del saldo de las participaciones mantenidas por el Grupo BFA, incluidas en los
capítulos “Participaciones” y “Activo intangible – Fondo de comercio” del balance consolidado al 31 de
diciembre de 2010, por un importe total de 1.576 millones de euros;
– una disminución del saldo de los activos inmobiliarios registrados en las rúbricas “Activos no corrientes
en venta”, “Activo material – Inversiones inmobiliarias” y “Resto de activos – Existencias” del balance
consolidado al 31 de diciembre de 2010, por un importe conjunto de 1.707 millones de euros;
– una variación de las rúbricas de Activos y Pasivos fiscales diferidos del balance consolidado del Grupo
BFA, debida al efecto fiscal de los ajustes anteriormente relacionados, lo que supuso un abono neto al
capítulo de “Reservas” de los fondos propios del Grupo BFA al 31 de diciembre de 2010 por importe de
2.788 millones de euros, aproximadamente;
– por último, una disminución neta de otros activos y pasivos, distintos de los anteriormente enumerados,
por un importe total de 77 millones de euros que recoge, fundamentalmente, una disminución neta del
saldo incluido en el capítulo “Cartera de inversión a vencimiento” del balance consolidado al 31 de
diciembre de 2010 y, asimismo, una disminución neta del saldo asociado a los pasivos mayoristas
mantenidos por el Grupo BFA, que se registraron en el epígrafe “Pasivos financieros a coste amortizado
– Débitos representados por valores negociables”, del balance consolidado a dicha fecha.
Adicionalmente, y también como parte del proceso de puesta a valor razonable de sus activos y pasivos, el
Grupo BFA realizó un cargo en el mismo epígrafe de reservas del balance, por importe de 1.332 millones de
euros, que procedía del traspaso de los ajustes por valoración que figuraban registrados con anterioridad a
la realización de la mencionada combinación de negocios, en su caso, en el patrimonio neto del balance de
las distintas entidades dependientes, multigrupo y asociadas que forman parte del Grupo BFA.
Dado que la constitución del Grupo BFA tuvo efectos el 31 de diciembre de 2010, los ajustes anteriores no
tuvieron impacto alguno sobre la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio 2010. En
cumplimiento de la normativa aplicable, Grupo BFA procedió a registrar, con carácter general, en sus
estados financieros consolidados a 31 de diciembre de 2010 todos los activos identificables y pasivos
asumidos de las Cajas por su valor razonable estimado, con las siguientes excepciones:
– Los efectos fiscales asociados a las diferencias temporarias que han surgido como resultado de la
combinación de negocios, que se han contabilizado de acuerdo con la NIC 12.
– Los pasivos y activos relacionados con los acuerdos de retribuciones a los empleados de las entidades
adquiridas, que se han contabilizado de acuerdo a lo dispuesto en la NIC 19.
– Los activos no corrientes clasificados como mantenidos para la venta de las entidades adquiridas en la
combinación de negocios, que se han contabilizado inicialmente por valor razonable menos los costes
de venta, estimados considerando lo establecido en la Circular 3/2010 de Banco de España.
En la combinación de negocios acaecida al cierre del ejercicio 2010 no surgieron activos por indemnización,
derechos readquiridos o pagos basados en acciones de importe relevante alguno. La contrapartida del valor
razonable neto de estos activos, pasivos y pasivos contingentes se registró con abono al epígrafe del
balance “Reservas – Reservas (pérdidas) acumuladas” de los fondos propios consolidados del Grupo BFA,
de manera que en la creación del Grupo Contractual no se reconoció fondo de comercio adicional alguno.
Asimismo, al haberse llevado a cabo la toma de control por parte de BFA mediante contrato, no existió en la
operación contraprestación dineraria o de cualquier otra naturaleza transferida entre las Cajas y BFA.
Contabilización definitiva de la combinación de negocios relativa a la constitución del Grupo BFA
Adicionalmente al registro inicial anterior, y conforme a la normativa aplicable en vigor, las entidades deben
ajustar los importes provisionales de los activos y pasivos reconocidos inicialmente en la fecha de
adquisición de la combinación de negocios para reflejar la nueva información obtenida sobre los hechos y
circunstancias que existían a dicha fecha y que, de haber sido conocidos, hubieran supuesto su
reconocimiento en el balance de la entidad. Estos ajustes, que pueden realizarse durante un periodo de
tiempo (denominado el periodo de valoración) no superior a un año a partir de la fecha de adquisición, se
realizan sobre el valor de los activos identificables adquiridos y de los pasivos asumidos en la combinación
de negocios.
Al 31 de diciembre de 2011, y dentro del mencionado periodo de valoración, el Grupo BFA ha registrado
determinados ajustes en sus cuentas anuales consolidadas que se han puesto de manifiesto en el proceso
que ha permitido completar la contabilización inicial llevada a cabo al 31 de diciembre de 2010, en el marco
de la constitución del Grupo BFA antes mencionado. En las citadas cuentas anuales consolidadas del
Grupo BFA correspondientes al ejercicio 2011 se detallan los mencionados ajustes a la contabilización
inicial realizada.